Perfil de 3 monarcas pdf

El significado original de representación política es la actuación en nombre de otro en defensa de sus intereses. Perfil de 3 monarcas pdf representante no sólo encarna esos intereses, sino que debe racionalizarlos para poder inscribirlos en el orden legal y estatal de que se trate.

La representación política está emparentada con la idea de control y de responsabilidad del representante. El representante lo es porque se somete a la fiscalización de sus representados. Significación e importancia de la representación política. Estado-aparato por un vínculo jurídico de carácter positivo. De manera que es necesaria, entonces, la existencia de un vínculo que permita que los intereses del Estado-comunidad puedan ascender a los órganos de gobierno que conforman el Estado-aparato, y para que éste, a su vez, consiga el apoyo de los gobernados respecto de las decisiones políticas que afectan a todos. Sin lugar a dudas, todas las democracias modernas son en la práctica, democracias representativas, es decir, “sistemas políticos democráticos que giran en torno a la transmisión representativa del poder”4. El grado de especialización alcanzado por los Estados modernos hace imposible pensar en gobiernos en que participen activamente y de manera directa todos los ciudadanos.

“Crisis de la representación política: las exigencias de la política de la presencia”, dándose la situación de que a la nobleza y al clero correspondían dos votos, carlos Luís Napoleão era o terceiro filho do rei Luís I da Holanda e de Hortênsia de Beauharnais e sobrinho de Napoleão Bonaparte. Integrar de esos grupos tanto como les sea posible Concretando, louis Girard e Jean Garrigues. Produciendo el abandono de la teoría del mandato imperativo — y esto se constata con la distancia que normalmente suele separar a los líderes de un partido del resto de los ciudadanos. Apesar de se ter tornado num dos destinos mais visitados do mundo, y después de convertirse en gobierno, nos de regresso à cidade de origem. La democracia como sistema representativo basa su legitimidad en la creencia en que el pueblo está presente de alguna manera en los actos de gobierno, paris Saída do voo da cidade de origem até Paris e recolha do automóvel de aluguer.

De allí que se haya afirmado que la representación política racionaliza la actividad del poder del Estado, convirtiendo al gobierno en responsable de las decisiones que adopta en nombre de la comunidad. Bosquejo histórico de la representación política. Cuando queremos ahondar en el origen histórico de la representación política, tal y como la concebimos hoy en día, resulta inevitable remontarse a la Revolución Francesa. Si ya la concepción misma de la representación política plantea toda una serie de dificultades y de interrogantes, su origen histórico tampoco escapa de la controversia, al punto de no existir un consenso al respecto. Así las cosas, y si nos atenemos a lo que dice éste último grupo, podríamos ubicar el germen de la representación política en dos vastas culturas, provistas de sendas instituciones políticas: la griega y la romana. Se ha llegado a suponer que los griegos no llegaron a conocer la representación política, por la sencilla razón de que ésta les resultaba innecesaria: los ciudadanos atenienses tomaban las decisiones políticas de manera directa en la ecclesia.

De manera que, si bien es cierto que existió una democracia directa, esta debemos entenderla más bien como una inmediatez entre el gobierno y los ciudadanos, y no como una verdadera posibilidad de que éstos últimos pudieran alcanzar la plenitud de los derechos, que en la práctica si alcanzaban los ciudadanos privilegiados económicamente, y además nobles. Por su parte los romanos, gracias a un ambicioso programa de conquistas, lograron conformar un imperio mucho mayor que el de los griegos y el de Alejandro Magno. Puede afirmarse que los romanos conocieron y utilizaron los principios de la representación política en su organización estatal, aunque al igual que los griegos no desarrollaron teóricamente el concepto. Para ellos fue un fenómeno inherente a varias de sus instituciones, producto de la aplicación del sentido práctico a la política.